Blogia
Bricolaje

El rodillo, ese gran aliado

El rodillo es una herramienta que nos ayuda a priorizar nuestro trabajo y maximizar nuestros esfuerzos. El trazo, además, estará mucho más uniforme en comparación con los que trazan las brochas. Además, lo mismo nos sirve para pintar una pared que para pintar un armario. Utilizar un rodillo es bien sencillo. Basta con meter el utensilio en el bote de pintura y hacer que ruede por las paredes o muebles que estemos pintando. Es una de las diferentes técnicas de pintura.

La única dificultad que se presenta se da justamente por su comodidad. Con un pincel podemos pintar zonas pequeñas y esquinas sin problemas, con el rodillo esto es más difícil. Lo lógico es usa pincel para las zonas difíciles o ser muy hábiles con el rodillo, todo vale.

Hay diferentes tipos de rodillos y cada uno tiene una función especial. Los que tienen lana sintética se usan para el yeso, los de pelo largo sirven para zonas irregulares y los que tienen el pelo corto están destinados a superficies lisas.

 

Desde aquí os aconsejo que uséis a este amigo porque nos hará la vida mucho más fácil.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres