Blogia
Bricolaje

Pladur: un material con mucho juego (II)

Muchos usos: elige el tuyo
En albañilería interior su puede utilizar para forrar muros que ya tengamos colocados, ya sea para rehabilitarlos o para mejorar el aislamiento, tanto acústico como térmico. Asimismo, son muy útiles para colocar falsos techos, fijos o desmontables. En este caso, primero tendremos que colocar una estructura en la que después se pondrán las planchas. Si necesitamos protección contra el fuego, elegiremos las gamas destinadas a este fin.

No se puede perder de vista su función decorativa del hogar, ya que con este material se pueden crear estanterías, cabeceros o cúpulas. Del mismo modo, decorar estas planchas, con pintura o papel es incluso más sencillo que en las paredes tradicionales.

Material para instalarlo
Es imprescindible adquirir estructuras de acero galvanizado, que formarán la base donde clavaremos el Pladur. Por supuesto, tenemos que disponer de las planchas de yeso y cartón necesarias para cubrir el esqueleto anterior. Por otra parte, es necesario un papel especial con el que facilitaremos las uniones entre placas para conseguir un efecto de uniformidad.

Los tornillos son el elemento clave para unir la estructura con las láminas. Para tapar la tornillería y las imperfecciones del mueble, pared o techo, disponemos de masilla especial para lograr un acabado perfecto.

Aunque nosotros mismos somos capaces de llevar a cabo la instalación, lo cierto es que requiere bastante trabajo y altas dosis de paciencia. Si no tenemos tiempo y queremos un resultado excelente, es mejor acudir a profesionales para que lo coloquen.

albañileria

pladur y escayolas

todo sobre bricolaje

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres